Trucos para diseñar una web perfecta

web perfecta

Para diseñar una web perfecta necesitamos tener en cuenta ocho factores diferentes: diseño, navegación, usabilidad, SEO, social media, analítica web, contenido y pide de página.

La clave del éxito se encuentra en hacer bien las cosas en cada uno de los apartados mencionados. Teniendo en cuenta todos ellos, desde el principio de la configuración de la web, sólo tendremos que preocuparnos de actualizar contenido para conseguir tus objetivos, ya sean ventas, tráfico, leads…

Claves para lograr una web perfecta

Diseño web

¿Sabías qué Internet Explorer y Chrome son los navegadores más utilizados por los usuarios en internet? Tal vez lo de Explorer te lo imaginaras, pero seguramente pensaras que Firefox esta en la segunda posición. Su lugar, realmente, es el tercero y cada vez pierde más usuarios en favor de Chrome.

Cuando crees tu página optimízala para estos buscadores teniendo en cuenta cómo se visualiza con cada uno de ellos. Existen herramientas online que te enseñan cómo se ve tu página dependiendo del navegador, por ejemplo, Screenfly.

Otro factor que no puedes olvidar es la resolución de las pantallas más habitual. Teniendo en cuenta que normalmente los monitores tiene más de 20 pulgadas la resolución recomendada es 1600 x 1200. Para monitores de 17 a 19 pulgadas se recomienda una resolución de 1280 x 1024. No olvides probar cómo se ve la web en esas resoluciones, puede que el usuario tenga que hacer demasiado scroll y se canse o tal vez se vea todo tu contenido compactado en el centro de la pantalla, infrautilizando los laterales.

Navegación

El usuario cuando entra en la web debe saber cómo moverse por ella. Muéstrale las secciones, categorías, recursos … que ofreces en un vistazo.

Según una investigación de User Interface Engineering Inc. el 60 por ciento del tiempo de los usuarios no encuentra lo que busca cuando accede a una web.

Usabilidad

Una web usable es aquella donde encuentras lo que buscas, está bien diseñada y no tiene elementos molestos, no entorpece tu navegación o que distraigan la atención. Los tres elementos que más enfadan al usuario son: los anuncios pop-ups que se abren sin cesar, la carga demasiado lenta de una página o aquellos lugares donde no hay botón para cerrar.

Contenido

¿De dónde provienen tus visitas? Si tienes una tienda online que vende en todo el mundo y te entran visitas de todos lados tendrás que tener tu contenido optimizado para que se muestre en diferentes idiomas. El inglés es siempre un “must”, el idioma de los negocios. En el segundo lugar, el idioma más usado por los clientes para comprar es el chino seguido por el español, el alemán y el francés. Investiga quién te lee o quién quiere comprar tus productos y pónselo fácil. Existen plugins que traducen tu contenido y lo hacen de una forma más que digna.

SEO

Optimizar tu web para que posiciones en los primeros lugares de Google te ahorrará un gran trabajo y mucho dinero. Según las estadísticas de Google, Bing o Yahoo, el 42 por ciento de los usuarios hacen clic en el primer resultado de búsqueda, y sólo el 8% decide hacer clic en el segundo. El 62 por ciento solo lee la primera página de resultados (la segunda página no la visita nadie, francamente). El 80% del éxito del posicionamiento tiene que ver por elegir una palabra clave que te defina.

Social Media

¿Difundes tu contenido en las redes sociales? ¿En cuáles? Facebook es la red social en la que más tiempo se pasan los usuarios, les siguen los blogs, Tumblr y Twitter. Estudia, teniendo en cuenta tu público objetivo, en cuál te interesa estar.

Analítica web

Google Analytics es la reina de la analítica web. No existe una herramienta más completa, aunque puede que las haya más fiables. Las posibilidades que ofrece para monitorizar y medir tráfico, comportamiento, tiempo… son muy útiles para analizar cuáles son los puntos fuertes y débiles de tu web. Para que empiece a darte resultados tendrás que dejarle un tiempo y tendrás que ir aumentado tu tráfico.

Pie de página o Footer

No lo descuides. Es la parte final de tu página pero puedes aprovecharla para añadir contenido relacionado contigo, con tu negocio, con la forma de contactar, normas de uso, preguntas frecuentes… Ese contenido que estás obligado a tener pero que no sabes muy bien dónde colocar… eso va al Footer. Inspírate en otras webs que lo hacen bien.

 

Sobre Raquel Serrano 142 Artículos
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.