Trucos para proteger información privada en la Nube

(y que no te pase como a Jennifer Lawrence)

desnudo nube famosas

¿Somos conscientes de la cantidad de información personal y privada que difundimos cada día? Fotos en la nube, archivos en la nube, copias de seguridad en la nube… todo lo publicamos en internet en servidores más o menos seguros, más o menos privados, más o menos confiables. Normalmente lo hacemos para liberar espacio de nuestro dispositivos, para tener accesos a documentos en cualquier momento sin necesidad de llevar aparatos más voluminosos como un portátil o para realizar una copia de seguridad de datos que consideramos valiosos y no queremos perder.

Parece que hasta que no vemos las barbas del vecino cortar no nos damos cuenta del peligro que supone estar todo el día publicando cosas en la nube. Ese momento sucedió cuando vimos las fotos de desnudos de famosas como Jennifer Lawrence o Kate Upton que ellas mismas se habían hecho y que habían sido publicadas porque un hacker accedió a sus cuentas de iCloud.

Entonces llegó la pregunta ¿puede sucederme eso a mí? ¿cuál es el riesgo real que corremos de que accedan a la información que publicamos en la nube?

A continuación te explicamos algunos trucos para reconocer si estás corriendo riesgos innecesarios.

¿Dónde almacenas tus datos?

En servidores de aplicaciones reconocidas, tipo iCloud de Apple, Dropbox, Mega… o en otro tipo de de aplicaciones que encuentras por la red y que desconoces sobre su política de privacidad, cómo encriptan los datos y su fortaleza de cara a posibles hackers.

No cedas tus datos a cualquiera e infórmate en algún foro sobre cuáles son los mejores y más seguros en la nube.

Crea contraseñas fuertes

Utiliza mayúsculas y números y evita utilizar palabras demasiado sencillas como apellidos o fechas de nacimiento, nombres de familiares… Elige una palabra que sea fácil de recordar pero que sea difícil de averiguar y añádele números y mayúsculas.

No uses siempre la misma contraseña para todo

Si te cazan en un sitio estarás muerto en todos los demás, así que personaliza una contraseña para cada sitio.

Usa la identificación en 2 pasos

Muchas cuentas te piden que confirmes la autenticidad cuando te conectas con un dispositivo diferente.

Limita los puntos de acceso a las cuentas

Evita entrar a tu cuenta del banco desde un ordenador público o desde tu móvil con wifi pública. Asegúrate de que tus datos pueden ser fácilmente desencriptados y puedes quedar con el culo al aire.

Monitoriza tus accesos

Muchos servicios te ofrecen la posibilidad de ver tu última conexión. Comprueba que cuadra con tus datos de tu último acceso.

Cierra sesión remota

¿No te acuerdas si cerraste sesión de tu correo electrónico o tus redes sociales en el ordenador del trabajo? Siempre hay una manera de cerrar la sesión de forma remota. Asegúrate y desconéctate.

Sobre Raquel Serrano
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.