Triángulo de oro, la zona caliente de Google

Triángulo de oro Google

Aquellos que desconozcan el concepto de triángulo de oro deberán saber que no tiene que ver con ninguna práctica sexual de moda, ni con zonas del cuerpo prohibidas, ni con playas paradisíacas tailandesas , ni siquiera con la zona vip de los conciertos… aunque podría tener una cosa en común con todo lo anterior: es una zona privilegiada.

En términos de posicionamiento web, el triángulo de oro (o dorado) es la zona de resultados de búsqueda de Google más “caliente”. Según los mapas de clics, perdón, mapas de calor de Google los usuarios ante una página de resultados leen de arriba a bajo y de izquierda a derecha, destacando la parte superior en forma de triángulo como la parte más vista/visitada.

Esta zona VIP de la página de resultados es la más disputada por las webs. Todo blogger o negocio desea estar ahí arribita para que todo el mundo los vea y haga clic. Un aluvión de clics se esperan en estas páginas siempre que se ostentan estas posiciones, sin embargo, el éxito para algunos puede ser el fracaso para otros.

¿Cuándo no es bueno aparecer en el triángulo dorado? Dirás que estoy loca, que siempre es bueno estar bien arriba en Google, pues no. En el caso de la búsqueda orgánica, es decir de los resultados de búsqueda no pagados, lo mejor es aparecer en primeras posiciones. Sin embargo, la cosa cambia cuando los resultados están patrocinados, es decir, es publicidad de AdWords y pagamos por cada clic.

Hasta hace poco Google diferenciaba la publicidad de webs reservándoles la columna de la izquierda. Con el paso del tiempo los resultados se han ido integrando también, justo debajo de la caja de búsqueda, al inicio de los resultados orgánicos. Y ya solo se diferencia con un ligero sombreado.

Pongamos un ejemplo para entender por qué no es bueno que nuestro anuncio se muestre según determinadas búsquedas. Eres propietario de una tienda de confección de cortinas y tienes un anuncio preparado para que salte cuando un usuario escriba paneles japoneses. Es posible que haya muchos usuarios que hagan clic en tu tienda solo para ver cómo son los paneles japoneses, pero sin ningún interés en comprar ese artículo. Solo por mera curiosidad.

¿Qué pasa entonces? En estos casos no interesará estar arriba y tampoco que hagan clic en tu anuncio porque perderás dinero. En ese sentido también puede afectar el tema del síndrome del pulgar inquieto que tanto se da en el móvil. Más nos valdrá estar escondidos para este tipo de usuarios…

La única manera de evitar que el dinero invertido en publicidad online se malgaste es ser muy cuidadoso con las keywords y elegirlas muy bien para evitar que nuestro anuncio se muestre cuando no nos suponga un retorno de inversión.

Sobre Raquel Serrano
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.