Tasa de rebote: rebota, rebota y tu blog explota

tasa de rebote

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de realizar una buena estrategia de posicionamiento y optimización en buscadores es la tasa de rebote. Según su definición es el porcentaje de visitas de una sola página respecto al total de visitas, es decir, los usuarios que entraron en esa página y se fueron sin interesarse por nada de lo publicado en la página. Esto es: sin navegar por dentro de ella.

Esta tasa es un indicador de la calidad del tráfico y demuestra la capacidad que tiene nuestro sitio web de retener a nuestros usuarios / clientes porque nuestros contenidos / productos les interesan.

Tasas de rebote buenas y malas

Google Analitycs mide tu tasa de rebote, (bounce rate es el concepto en inglés) y te devuelve un porcentaje que se considera positivo o negativo, dependiendo de varios aspectos (si se trata de web es corporativa, si es un blog, si es una tienda online…).

¿Por qué nos paramos a diferenciar? Lógicamente la propia estructura de la información/ contenido/ productos.. varía en cada una de los ejemplos mencionados. También influye la motivación que lleva a acceder a cada uno de ellos. En el caso del blog, cuando un usuario llega a él tras realizar una búsqueda en Google de algo específico. En un blog se busca opinión o experiencia y si el usuario encuentra en el post lo que buscaba leerá y se irá, sin pinchar en ningún otro contenido interno.

Google Analitycs introdujo una serie de mejoras, hace no mucho, para que no influyera en la tasa de rebote el que un usuario estuviera más de 30 segundos leyendo un post y luego se fuera (hay post que no dan para más). De esta forma, demostraba como válido al usuario el contenido mostrado por el buscador.

Tristán Elosegui publicó en su blog un estudio que realizó en 2011 analizando más de 100 blogs que obtuvo como resultado una tasa de rebote media menor del 50 por ciento la tenían cerca del 30 por ciento de los blogs, porcentajes de rebote del 51 y el 6o por ciento la tenían el 8 por ciento, mientras que tasas de rebote comprendidas entre los 61-70 por ciento la tenían el 22, 55 por ciento de las bitácoras.

Lo curioso es que no existe correlación entre el número de visitas y la tasa de rebote. A más tráfico no le corresponde una tasa de rebote menor, al contrario. El volumen de visitas dificulta el control del porcentaje de rebote. Sin embargo, ya hablamos en un post anterior de una serie de consejos para reducir la tasa de rebote de manera sencilla y que cualquiera puede implementar.

Sobre Raquel Serrano
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.