Publicidad programática: qué es y por qué invertir en ella

publicidad programática

La publicidad programática es un forma de conectar a la marca con el consumidor potencialmente interesado. Gracias al Big Data es posible segmentar audiencias y a cada usuario de internet aquello que necesita, por que de eso va el marketing: ofrecer soluciones a determinadas.
Gracias a la publicidad programática es posible comprar audiencias y no espacios, lo que permite “ir a buscar” clientes potenciales en lugares donde no es tan caro anunciarse pagando por el visualizaciones de usuarios convenientemente segmentados. .

La programática va a tiro hecho y ha permitido a los pequeños anunciantes entrar en el escenario publicitario online sin tener que desembolsar grandes inversiones.

En otro momento explicaremos al detalle cómo funciona la compraventa de publicidad programática, porque en este post lo que buscamos es comentar sus ventajas.

Transparencia

La irrupción de la publicidad online creó gran desazón entre los anunciantes tradicionales. Desconfianza y el mal comienzo de la burbuja de las ‘Punto Com” los calmó un tiempo. Con el paso de los años, las herramientas de Google y la caída en picado de consumo de los medios impresos la publicidad online jugó sus cartas: enseñar al anunciante datos reales, medibles y al detalle.

La programática va un paso más allá pues enseña el alcance del anuncio, el tipo de consumidor que lo ve, los costes reales de mostrar ese anuncio y todo ello en tiempo real. Además toda esa información se puede importar para futuras campañas jugando sobre seguro porque los datos ya están testeados.

Optimización en tiempo real

Gracias a toda la información que aporta la programática; impresiones, precios, ratios de tráfico, conversiones, clics… es posible reaccionar en los mercados de anunciantes dinámicos optimizando y aprovechando hasta el último céntimo invertido.

Inversión optimizada

El cliente sabe antes de comenzar la campaña la estimación de los resultados y la flexibilidad que ofrecen estas campañas permiten hacer cambios en cada momento. Por otro lado, no hay intermediarios y no el coste del anuncio se reduce.

Adios al fraude

Gracias al Big Data, la minería de datos, se descarta el fraude publicitario que tanta desconfianza crea entre los anunciantes. La programática aprende de aquellos resultados positivos buscando conversiones y descartando impresiones que no terminan en clic.

Segmentar para ganar

La publicidad programática permite segmentar por IP, por geolocalización, por categoría o por contextualización. Además otra de las posibilidades es el retargeting . La estadística demuestra que solo el 2% de las visitas a una web convierten pero si analizando esas visitas y segmentando aún más es posible impactar en usuarios que convertirán en un 98% de posibilidades, gracias al remarketing.

Son solo alguna de las razones para animarse a invertir en publicidad programática. Otro día hablaremos los malos usos de la programática cuando no se segmenta ni se excluyen palabras claves para evitar situaciones engorrosas asociando la publicidad a noticias comprometidas.

Sobre Raquel Serrano 142 Artículos
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.