¿Por qué cierra Google Reader?

Google Reader

Google Reader

El título de este post más un lamento que una pregunta… ¿ pur qué? que diría Mourinho ¿Cómo nos haces esto? Un servicio que lleva ocho años funcionando y que no ha dado ningún problema. ¿Supone acaso un gasto insoportable por las repletas arcas de Google? lo dudo, porque es más simple que el mecanismo de un chupete

Pues eso, que dice Google que migres tu cuenta de Reader con un sistema llamado Take Out. Tienes de plazo hasta el día 1 de julio, si es que no se arrepienten antes y reculan (¡ojalá!) aunque para cuando lo hagan ya poco importará porque ya mucha gente habrá migrado todos sus datos a otro cliente de RSS y no volverá a confiar en Google.

Por si acaso, en Change.org han lanzado una campaña de recogida de firmas que intenta hacer recapacitar a los responsables de Google. Hacen falta cien mil firmas y teniendo en cuenta el apoyo demostrado durante las primeras horas, las van a conseguir.

La principal razón que aducen para justificar la retirada Google Reader es que ha habido una caída del servicio porque hemos cambiado la manera de consultar la información. Reader se quedó en el camino, sin muchas novedades desde que se creó en 2005, pero aunque la mayoría no lo consultemos físicamente en la web, sí que usamos este servicio para integrarlo en nuestras apps. ¿Qué sería de Flipboard sin nuestras cuentas de Reader?¿De Pulse, de Feedly, de Zite…? Lo seguimos usando, aunque de otra manera.

Seremos pocos pero muy ruidosos, los que protestamos por el cierre de este servicio, porque el trabajo de configuración de Google Reader no se consigue de un día para otro, si no que ha sido un proceso largo conforme ha aumentado nuestra experiencia en la red. Mi Google Reader es mi maleta en internet, mi guía de viaje que utilizo allá donde esté para informarme, entretenerme, consultar otras opiniones, tendencias… y aunque Twitter es mi prioridad para mantenerme al tanto de las novedades, acudo a mis RSS para profundizar y ver qué me aportan aquellos blogueros a los que tengo como referencia.

No será el fin de los feeds porque ¿de qué vivirán entonces los blogs? ¿y las revistas digitales que hemos mencionado? Son demasiado poderosos para obviarlos. Además existen alternativas como Feedly, Netvibes o Taptu.

Sin embargo, creo que de esta batalla Google no saldrá indemne. ¿Quién confía ahora en un producto de Google? Cúrrate un Currents durante semanas para que dentro de tres meses te digan que lo cierran. O confíale tus fotos a su Picassa para que un día, de buenas a primeras, te diga que las recuperes que no funciona…

Focalizan demasiado su atención en Google + y hay que reconocer que, aunque tiene su mérito en determinados asuntos como el de las comunidades, como red social personal deja mucho que desear. Hay que reconocer que Facebook llegó primero y que a nadie le apetece configurar varios perfiles personales y tener que duplicar información… Al final eliges y donde más amigos tienes allí acudes.

Google recapacita pronto o te pasará lo que a Facebook con Instagram…