Mendigando retweets en Twitter

 

Pedir retweet (s) se ha convertido en la nueva forma de pedir limosna de los pobres (en este caso de los twitteros). No exige ningún tipo de esfuerzo pero los beneficios pueden ser notables dependiendo de quién te haga el RT.

El problema es que lo que comenzó siendo como “una ayuda para difundir … ” ha degenerado en diferentes formas que rozan incluso la inmoralidad.

A continuación veremos diferentes formas de atraer la atención para conseguir la difusión de un tema determinado. De cómo o por qué lo hagas depende de tu éxito o fracaso.

Empezaremos por la petición de retweet más inofensivo e iremos subiendo el tono hasta dar con aquellos más molestos.

1. Cazadores por empatía

Aquellos que publican un post, una foto, un vídeo y quieren darle difusión y sin más añaden a los 140 caracteres el RT, please! Son la inmensa mayoría e intentan convencerte con frases de apoyo como “si te gusta, si estás de acuerdo, si piensas como yo…”

2. Por el interés te quiero Andrés

Aquellos que te piden un retweet a cambio de… una descarga, ver una foto o un vídeo, hacerse follower… Normalmente si estás de acuerdo con lo que pide o te interesa lo que ofrece sueles darle el RT … ya por puro egoísmo tuyo. Es el nuevo chantaje 2.0

3. Chantaje emocional

Aquellos que intentan llamar tu atención por una causa justa. Desde una persona que necesita ayuda (normalmente relacionado con problemas de salud o económicos) hasta temas relacionados con el maltrato o el abandono animal, apoyo para evitar cierres, subidas de precio…

Son causas justas que buscan difusión para cambiar una situación y como el fin justifica los medios participar con un RT y que se solucione un problema es una recompensa muy satisfactoria.

Llamar la atención de twitteros de renombre con millones de followers para que hagan retuit es la mejor opción para alcanzar un objetivo. En pocos segundos la repercusión del mensaje se multiplicará hasta por 10.

4. El cansinismo absoluto

En esta modalidad cansina siempre hay presente alguna Belieber o una Directioner que puede llegar a colar en tu timeline y colapsarlo en un corto periodo de tiempo. Sus motivos pueden ser muy diversos, a cada cual más peregrino. Te puedes encontrar desde los que piden un retuit por el alma de Justin Bieber a los que piden apoyo para que uno de los componentes de One Direction no vuelva con su novia.

5. Engañando a incautos

Aquellos tweets en los que nos engañan descaradamente aludiendo a un tema sensible (enfermedad, problemas económicos, niños, animales…) y cuyos mensajes detallan que se donará una cantidad económica determinada por cada retweet. Para ejemplo un botón:

Captura de pantalla 2013-07-15 a la(s) 11.25.00

El problema está en que utilizan nuestra ignorancia, inexperiencia o nuestra buena fe para hacernos creer que somos partícipes de una buena acción, cuando realmente lo que se quieren conseguir son fines particulares utilizando una mentira.

A pesar de todo lo dicho, ser un mendigo 2.0 funciona y cada vez es una práctica más habitual. El problema es que lo que puede ser un mensaje más puede convertirse en un engaño con oscuras intenciones que se aprovecha de la inocencia de miles de tuiteros para conseguir un objetivo tal como alcanzar una cifra de followers o atraer tráfico a una web o, tal vez, conseguir registros.

Evitar sus molestias es tan sencillo como identificar al “pesado” “mentiroso” y hacerle unfollow.