Long Tail: el pelotón de los tontos o ¿listos?

Estarás harto de escuchar que cuando se redactan contenidos en internet tienes que optimizar tus palabras clave para que Google las rastree y te posiciones correctamente en las búsquedas.

Es uno de los elementos que influyen en el SEO y existen miles de herramientas de valoración de las Keywords. Hace unas semanas ya hablamos de los más conocidos en un post sobre mejorar la calidad de los anuncios de AdWords.

También habrás leído que no hay que saltear un texto con decenas de palabras claves que no pegan ni con cola y que restan credibilidad y sentido al discurso. Cuando encuentras algún texto así acabas por irte y no volver.

Toda la atención se centra, por tanto, en encontrar las principales palabras claves, que pueden ser como mucho…  ¿una decena? Las demás palabras relacionadas con el tema (sinónimos, adjetivos descriptivos…) En resumen la niña fea de la fiesta que nadie presta atención.

Existe una teoría al respecto, conocida como “Long Tail” y que establece que es un gran error olvidarse de este tipo de palabras con menos búsquedas pues atraen el 20% de las mismas y los resultados suelen aportar más conversiones que los clics que provienen del top ten de las keywords.

El motivo es claro: si un usuario realiza una búsqueda como “cafe Colombia” el resultado mostrará desde la historia del producto, hasta características, tiendas que lo venden, beneficios…. Si por el contrario utiliza en la búsqueda “cafe Colombia supremo” la búsqueda traerá las tiendas que venden este café calificado como de mejor calidad.  Estos términos demuestran que el usuario está interesado en este tipo de producto y si encuentra lo que busca y le satisface puede que realice la compra.

Otra de las razones es que no siempre podemos ofrecer un producto exclusivo y las mejores marcas, las que invierten en publicidad, las que llevan más tiempo trabajando en ello… son las que ocupan las primeras posiciones de Google… Y, desgraciadamente, no se puede luchar contra ellas, así que hay que buscar otra manera de que los usuarios nos encuentren.

Por último, también hay que destacar que el posicionamiento con las palabras menos valoradas supone un menor esfuerzo y a largo plazo proporciona una mayor estabilidad en cuanto al tráfico a nuestro sitio.

Así que no desprecies las palabras, está feo… e intenta pensar un poco más como usuario que como experto SEO. Porque en internet como en la vida lo que de verdad sirve es utilizar el sentido común.