Link bait: pon el cebo a ver quién pica

Link bait SEO

Link bait es una técnica de linkbuilding que permite posicionar tu página web entre los primeros resultados de búsqueda de forma bastante rápida, (si las cosas se hacen bien y tienes suerte, claro…) Porque esta manera de conseguir resultados en poco tiempo exige hacer las cosas muy bien, respetando a los usuarios, sin molestarlos y siendo muy creativo.

Según las normas de SEO, el linkbaiting debe crear contenido de calidad para atraer la atención de la gente y lograr que tu producto, servicio, web… se convierta en viral. El objetivo final es conseguir enlaces entrantes hacia tu sitio.

El éxito de esta técnica radica en el diseño de una buena estrategia para conseguir resultados en poco tiempo.

¿Cómo plantificar una estrategia de link bait?

Haz una lista de amigos, conocidos y personas que crees que les interesa lo que vas a difundir.

Rastrea la red en busca de lugares donde difundir tu contenido. Puedes ponerte en contacto con bloggers o influencers para explicarles tu propuesta y lo difundan a través de sus seguidores.

Las comunidades de Google+ son un buen lugar donde publicar tu contenido y obtener una respuesta inmediata por parte de otros usuarios. Inscríbete en aquellas que te interesan y publica allí tus historias.

Las Redes Sociales son una estupenda manera de viralizar contenidos así que creáte perfiles en aquellas redes donde crees que podrás sacarle mayor potencial (Twitter, Facebook, Google+, Pinterest, Tumblr…)

¿Cuáles son aquellos contenidos más fáciles de viralizar?

Lo Gratis. Es la palabra mágica. E-book gratis, imágenes gratis, app gratis… Crea un buen producto ad-hoc para promocionar tu web, tus servicios, tus productos… e incrústale publicidad para que se enteren qué ofreces. Difúndelo y mide tu ROI. Descargas, descuentos, suscripciones a newsletter… son algunas de las acciones que mejor funcionan.

El Humor. Haz reír a un usuario y lo tendrás en el bolsillo.  Utiliza el engagement para captarlo y fidelizarlo y cuando lo tengas en el bote pídele algo a cambio. Lo hará encantado.

Crea historias para enganchar a tu público y sugiéreles que si les gusta te apoyen como hacer clic en me gusta o hacer retweets.

Haz listas de consejos, de utilidades, recomendaciones, de lo mejor, de lo peor… funcionan muy bien porque suelen ser cosas útiles, curiosas, divertidas…

Sorprende a los lectores, provoca sin molestar, descolócales con argumentos contradictorios a ver qué pasa.

Obviamente, estas estrategias no hay que implementarlas todas al mismo tiempo. Planifica, prueba y mide los resultados. Si te funciona ¡adelante con ella! y si no es así piensa en aplicar otra.