Karmacracy, la socialización del karma online

karmacrazy


Hace tiempo que conocía Karmacracy pero hasta hace unas semanas no he empezado a utilizarlo asiduamente. Pensaba que era un acortador de enlaces tipo Bit.ly, pero no. Es mucho más que eso.

Karmacracy es una herramienta de social media basada en la difusión de contenido en los diferentes perfiles que tiene el usuario en las redes sociales. Tan solo hay que pegar el enlace que queremos compartir en su acortador y automáticamente se podrá publicar directamente (o programar) en Facebook, Twitter o LinkedIn. El impacto que tenga entre nuestros seguidores se podrá conocer gracias a la monitorización de los kclics (clics) tal y como también se puede hacer con Bit.ly o Buffer. Hasta aquí nada nuevo.

La novedad frente a otros acortadores de enlaces es que el usuario recibe una recompensa por compartir aquello que considera que debe ser digno de conocerse y el premio es el karma, o lo que es lo mismo la reputación online. ¿Existe mejor recompensa que el reconocimiento social? Sí, el dinero se me ocurre, pero eso llega cuando el usuario obtiene una cierta relevancia en los medios sociales. Sigue leyendo y te digo cómo ganar dinero con esta herramienta.

Karmacracy reconoce a los llamados “curadores de contenidos” o “content curators” porque son los que hacen el trabajo sucio de separar la paja del grano entre tanta información, memes, virales. Diferencian entre el contenido de calidad y aquel que no lo es (vamos, lo que hace Google pero diciéndotelo a las claras y de una manera más social y democrática).

En Karmacracy compartir mola y encima no tienes un ejército de trols acosándote como ocurre en Menéame. Aquellos que hayan enviado un enlace allí habrán descubierto los horrores del inframundo de Menéame … ya me entendéis…

El contenido en Karmacracy también es puntuado, valorado y seleccionado y se recompensa ganando badges, aquí los llaman nuts y los hay de muchos tipos para conseguir no aburrir al usuario y motivarlo para que siga enviando enlaces. Es lo que está tan de moda ahora, la gamificación. 

Aquellos usuarios que poseen experiencia en Karmacracy y cuentan con una buena reputación digital son recompensados participando en campañas de publicidad. Se trata de enlaces patrocinados que envían las marcas y que si los difunden en sus redes sociales y obtienen relevancia (clics) podrán obtener una recompensa, en este caso económica. Son los llamados cAds (Contents Ads) que ayudan a autofinanciarse Karmacracy e incentivan a los usuarios a seguir compartiendo en la red.

Compartir contenido de forma divertida y conectar con gente con gustos y aficiones parecidas y obtener una recompensa a cambio es el objetivo de esta interesante herramienta. Echa un vistazo a este vídeo y si te animas regístrate en Karmacracy, no te defraudará.

[jwplayer mediaid=”1255″]

 

Sobre Raquel Serrano
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.