Habrá que pagar por usar WhatsApp en iPhone, cada año

Fuente: DeviantArt

Porque ya no conduces coches de caballos, ahora debes pagar por usar el WhatsApp. Esa es la razón que ha dado el consejero delegado de la compañía, Jan Koum, despejando la duda sobre si solo pagarían los de Android o se universalizaría.

Textualmente sus palabras recogidas al periodista holandés Alexander Klopping fueron:

“Queremos dar un servicio mejor en el móvil, que es la clave. La gente ya no conduce a los caballos, pero se han cambiado a coches. Lo mismo sucede con el telégrafo, el cual fue reemplazado por e-mail”.

¿Te convence este argumento? Demagogia pura… y barata.

Hay que evolucionar y mejorar y, según WhatsApp, eso hay que pagarlo. Y yo añado que eso de que van a aprovechar para proporcionar un mejor servicio habrá que verlo… Lo dudo. Lo que está claro es que son conscientes de la gran cantidad de usuarios que usan cada día esta aplicación y quieren sacarle rendimiento.

Por ello, WhatsApp no ha querido desaprovechar el nicho de mercado que ofrecen los usuarios de iPhone, más proclives a pagar por servicios que los de Android. Ellos ya han pagado una vez para descargárselo, un servicio que en sus inicios no tenía fecha de caducidad, pero que, según las intenciones de la empresa, este año tendrán que pagar si quieren renovar la suscripción a este servicio.

Como ya mencioné en mi anterior post, WhatsApp es un servicio es malo, inseguro, inestable y cuyo único logro es haber sido el primero en universalizar el uso de la mensajería móvil instantánea y gratuita. A consecuencia de ello posee la mayor cuota de mercado de usuarios.

Conociendo todo esto y sabiendo que hay alternativas bastante mejores y más fiables y seguras, Whatsapp puede que tenga los días contados.

  • Pingback: Google quiere comprar WhatsApp, o eso dicen… | A vueltas con el Marketing()

  • Pedro Carrillo

    No crees que un servicio como whatsup vale 89 céntimos al año? Entonces qué cuesta tu trabajo?

    • Raquel Serrano

      No se trata del dinero. Se trata de si merece la pena pagar por un servicio de mala calidad, opaco, inseguro… para el que existen alternativas mucho mejores. 89 céntimos es una miseria que estaría dispuesta a pagar año a año si mejoraran todas las condiciones.
      Un saludo.