¿Adios a las estadísticas de los Newsletter?

newsletter

En plena campaña de Navidad, momento en que las empresas lanzan diariamente centenares de miles de boletines con sus productos, Google acaba de anunciar que a partir de ahora ahorrará un paso a los usuarios (el de hacer clic para mostrar imágenes de la newsletter) y se lo pondrá más difícil a las empresas de marketing digital pues las imágenes de los boletines ya no se subirán desde servidores propios, si no que habrá que enviarlas a los servidores de Google para que las revise, compruebe que no han incluido ningún código que ellos consideran malicioso y finalmente las publique.

¿Por qué Google quiere controlar las imágenes de los boletines? Dice que las empresas de email marketing insertan códigos para rastrear datos del usuario. Los llamados “píxeles transparentes” que se incluyen en los mismos devuelven todo tipo de información desde ubicación y hora de apertura, hasta otros como movimientos dentro de la misma, landing pages… esos datos luego se utilizan para jugar con ellos en los test a/b para conseguir unas tasas de apertura más elevadas.

Por lo visto esta práctica debe ir en contra de las intenciones de Google, que focaliza todos sus esfuerzos en dirigir toda la publicidad online hacia su herramienta de AdWords. De nuevo, en pro de la privacidad de los usuarios toma el control de la situación y ahora serán dueños y señores de todos los datos que se reciban en Gmail.

Google sigue en su camino para dificultarles el trabajo a las empresas que intentan atraer clientes monitorizando datos como palabras claves, localización o lugar de procedencia. Sin ir más lejos la última jugada fue la de crear las pestañas de Gmail para filtrar el correo denominado Social y Promociones, de esta manera el usuario se “libra” de este correo que no es spam, porque ha sido autorizado, pero que resulta molesto por la cantidad de notificaciones que se reciben al día.

Sobre Raquel Serrano
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.