Elementos que perjudican tu tasa de conversión

herramientas tasa de conversión

En marketing online, cuando inicias una campaña y fijas las estrategias te planteas cómo atraer tráfico a la web y lograr que esas visitas se conviertan en dinero. Para conseguir visitas puedes utilizar la publicidad online (AdWords, banners, marketing de afiliación…) pero una vez que está el usuario en la web ¡cómo lograr convencerlo para que compre? Hay muchos trucos…

El usuario “come con los ojos” y existen elementos con los que se puede jugar para lograr aumentar la tasa de conversión: imágenes, infografías, tipografías vistosas, call to actions llamativos, colores. Pero lo que es bueno para una cosa a veces perjudica a la otra y puede haber técnicas o herramientas que pueden impedir obtener la confianza de un usuario.

A continuación os hablamos de 7 elementos que pueden perjudicar la tasa de conversión.

Usar un fondo incorrecto

La primera impresión es la que cuenta (o eso dicen) y cuando un usuario entra en una web y todo son impedimentos… lo lógico es que se vaya. Fondos de color que contrastan con los de la tipografía elegida, muy oscuros, con muchos marcos, con diferentes texturas…

No descuides el diseño web porque es tu escaparate de cara al usuario. ¿Entrarías en una tienda desordenada, confusa, oscura? pues en una tienda online lo mismo. Pónselo fácil a usuario y piensa cómo.

error diseño web

No mezcles estilos

Sé coherente con la imagen corporativa de tu marca y fija un “libro de estilo” dónde se concrete la tipografía utilizada, el tamaño de la fuente, los estilos de titulares, subtítulos, ladillos, destacados…

Evita tipografías que manchen demasiado en la pantalla, como Times New Roman o Courier y opta por otras más estilizadas y delgadas como las Verdana o Arial son más fáciles de leer y no cansan la vista.

Dialoga con el usuario, no eres un robot

Como buen experto en marketing que eres, gracias a tu experiencia día a día en tu tienda online, querrás que los usuarios que visitan tu web te cedan tus datos para luego realizar campañas de e-mail marketing, promociones… pero hay maneras y maneras…

Pop-ups agresivos, ventanas emergentes que molestan, formularios de contacto escritos en lenguaje de los indios… Existen una serie de buenas prácticas  que permiten mejorar la tasa de conversión haciendo el proceso de cesión de datos más agradable y sencillo.

CAPTCHA: los carga el diablo

Esta herramienta es muy útil para que no se te llene la web de cientos de comentarios de spam pero, a veces, hay CAPTCHAS tan complicados que no es que haya que probar que se es humano, sino que hay que estudiar para resolverlos ( y no me refiero a las sumas… soy de letras pero hasta ahí llego 😉

Si tienes un CAPTCHA en tu tienda online prueba a deshabilitarlo durante unos días y verás como aumenta la tasa de conversión. Otro truco es utilizar NuCAPTCHA  una herramienta menos molesta pero igual de segura.

Call to Actions inapropiados

Un usuario que navega por tu web informándose de productos y que no esté muy ducho en internet puede que le resulte muy violento encontrarse botones donde ponga “Comprar” como paso previo para acceder a la ficha del producto. Tal vez sea más apropiado utilizar “Añadir al carrito” para que sepa que lo reserva y puedes seguir mirando.

Igual sucede con textos como ” Ficha del producto” que indican que puedes seguir informándote sobre el producto. ¿No sería mejor cambiarlo por “Sigue leyendo”? Échale un vistazo a tus Call To Actions y mira a ver si puedes mejorarlos para aumentar la tasa de conversión.

Condiciones Post-Venta poco claras

Comprar online es cómodo, sencillo, en la mayoría de las ocasiones más barato que hacerlo en tiendas tradicionales pero tiene la desventaja de que si existe algún problema con el producto (no es tu talla, no te gusta, no es lo que esperabas…) es difícil de devolver y que te reembolsen el dinero. Esta es una de las principales razones por las que la gente no compra en internet.

Si quieres aumentar tu tasa de conversión deja bien claro tu servicio postventa, destacando qué ocurrirá si desean devolverlo, además de otros aspectos como la garantía del producto, la política de privacidad de los datos….

Es muy útil tener un servicio de atención al cliente online (por medio de chat o vía Skype) con los datos de contacto bien visibles.

Cajas de cupones para No cupones

No hay momento más desconcertante que cuando ya estás decidido a comprar con el carro lleno y llegas al momento de introducir los últimos datos. Entonces descubres una caja para introducir el código del cupón promocional y vuelven a asaltar las dudas…. No tengo ese código, ¿dónde lo dan? ¿navego por las páginas de los cupones a ver si hay alguno? Este paso puede llevarme a irme para no volver.

Así que si tienes una caja para introducir el código del cupón promocional pero solo lanzas promociones en fechas determinadas tal vez te puedas plantear ponerla cuando tengas promociones y evitar que surjan dudas de última hora.

Sobre Raquel Serrano
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.