Accesibilidad, uno de los principios básicos de la usabilidad

accesibilidad acceso deviantart

La usabilidad web es la disciplina que se ocupa de analizar el grado de dificultad que experimenta un usuario de internet a la hora realizar una tarea (el objetivo para el que se ha creado esa web, ya puede ser una compra, una descarga, una suscripción…). Básicamente se refiere a la capacidad de uso de esa web basándose en la experiencia del usuario.

Para estudiar si una web es usable en cuanto a la consecución de los objetivos de la misma debemos estudiar el comportamiento de los usuarios y el primer paso es conocer cómo es de accesible ese sitio.

Accesibilidad y usabilidad van de la mano en internet porque para que se pueda “dar uso” a una web primero hay que acceder a ella. Cuando los sitios web están diseñados pensando en la accesibilidad, todos los usuarios pueden acceder en condiciones de igualdad a los contenidos.

¿Qué factores influyen en la Accesibilidad web?

El tiempo de carga de una web

Hacer esperar a los invitados está feo, y si encima ese invitado viene con los bolsillos llenos predispuesto a hacer negocios contigo, entonces la mala educación se convierte en un gran error. Según las estadísticas de Amazon, incrementar en 0,1 segundos el tiempo de carga de su web provoca una pérdida del 1% de los ingresos.

Si un sitio tarda mucho en cargar posiblemente el usuario se canse y se vaya. Google establece que el tiempo de carga óptimo está por debajo de los dos segundos, pero hoy en día existen muy pocas páginas que cumplen esta recomendación importantísima a nivel de accesibilidad y SEO.

Existen herramientas que miden este tiempo como Pingdom Tools y PageSpeed Insights  de Google. Además de mostrar lo que tarda en cargar la página proporcionan una serie de recomendaciones para mejorarlo.

Javascript y Flash, esos elementos traicioneros

Muchos de los plugins o widgets que incluye tu página están realizados en Flash o tienen código JavaScript. Seguramente tengan una funcionalidad más allá de la estética, pero este tipo de códigos es un impedimento para la accesibilidad web, pues retrasan la carga de la página e impiden la navegación (muchas veces no están optimizados para todo tipo de dispositivos o navegadores). Si tienes algún tipo de código en tu web lo mejor es que te plantees eliminarlo y utilices otro tipo de programación, como el HTML5, que además de ser más rápido se visualiza sin ninguna dificultad en todo tipo de navegadores y dispositivos.

Imagen de la web

Elige un fondo claro sobre el que sea fácil leer, dónde la vista no se canse (evita las fondos en las imágenes, pues además de dificultar la lectura sobrecarga la web).

Usa una tipografía clara, con un tamaño apropiado y un color pensado en su lectura. Aunque los colores corporativos de tu negocio sean verde y rojo no tienes porqué utilizarlos para todo. Puede que sea muy vistoso pero no es la combinación adecuada para leer. Procura pensar también en el usuario, no solo en la imagen de marca de tu empresa.

Etiqueta las imágenes correctamente en el ALT. Será una manera de mejorar tu SEO y de facilitar la navegación para tus usuarios con discapacidad visual. Descríbela convenientemente con una o dos palabras.

Error 404 personalizados. Si diseñas una web de error 404 el usuario/cliente sabrá que te preocupas por tu web y por tus usuarios. Sé amable/gracioso/simpático… intenta disculparte y pídele que regrese luego. Puedes incluir imágenes para reforzar tu mensaje.

Teniendo en cuenta esta serie de recomendaciones de accesibilidad, el acceso a tu web será más fácil y el inicio de la navegación más agradable. Porque una imagen vale más que mil palabras y la primera impresión es la que cuenta…

Sobre Raquel Serrano 142 Artículos
Experta en Marketing Online, SEO y Social Media. Internet es un vicio al que no quiero renunciar. Me encantan las Series, los gatos y los libros. Un poco friki.